Publicado
julio 1, 2021

Consejos para compradores de vivienda sobre plano: el aval bancario o seguro de caución

La compra de una vivienda en fase de construcción o sobre planos ha generado siempre la inseguridad en cuanto a las posibilidades de recuperar las cantidades entregadas a cuenta para los casos que surjan problemas derivados de los retrasos en la entrega de la vivienda.

En este sentido, según la Disposición Adicional 1ª Ley 38/1999, de 5 de noviembre, de Ordenación de la Edificación (LOE), cualquier promotor de viviendas en construcción que pretenda obtener pagos a cuenta de las mismas deberá garantizar, desde la obtención de la licencia de edificación, la devolución de las cantidades entregadas más los intereses legales, mediante contrato de seguro de caución suscrito con entidades aseguradoras debidamente autorizadas para operar en España, o mediante aval solidario emitido por entidades de crédito debidamente autorizadas.

¿Cuál es la finalidad de dichas garantías?

Dichas garantías cubren, desde la obtención de la licencia de edificación, la devolución de cantidades entregadas, para el caso de que la construcción no se inicie o no llegue a buen fin en el plazo convenido para la entrega de la vivienda.

La garantía se extenderá a las cantidades aportadas por los adquirentes, incluidos los impuestos aplicables, más el interés legal del dinero.

En el momento del otorgamiento del contrato de compraventa, el promotor, incluido el supuesto de comunidades de propietarios o sociedad cooperativa, hará entrega al adquirente del documento que acredite la garantía, referida e individualizada a las cantidades que han de ser anticipadas a cuenta del precio.

¿Cuáles son los pasos previos para exigir la ejecución de la garantía?

En caso de que la construcción no se inicie o no llegue a buen fin en el plazo convenido el asegurado, en primer lugar debemos de requerir de manera fehaciente al promotor para la devolución de las cantidades aportadas a cuenta, incluidos los impuestos aplicables y sus intereses y este en el plazo de treinta días no haya procedido a su devolución, podrá reclamar al avalista o asegurador el abono de la indemnización correspondiente.

 

Un dato importante es tener en cuenta que con la actual legislación, no se establece el carácter ejecutivo del aval o el contrato de seguro, que se determinaba anteriormente en el art. 3 de la Ley 57/1968.

¿Cuándo se cancela la garantía?

En cuanto a la cancelación de la garantía, la misma se producirá, además de con la expedición de la cédula de habitabilidad, la licencia de primera ocupación o el documento equivalente y la acreditación de la entrega de la vivienda al adquirente, cuando cumplidas esas condiciones, el adquirente rehusara recibir la vivienda.

¿Qué ocurre si el promotor no entrega el aval o seguro?

El incumplimiento de la obligación de constituir la garantía, dará lugar a una sanción de hasta el 25 % de las cantidades que deban ser aseguradas y, además, se impondrá al promotor, las infracciones y sanciones que puedan corresponderle conforme a la legislación específica en materia de ordenación de la edificación.

 

 

 

 

 

 

Haz tu consulta

Consulta todas tus dudas sin ningún tipo de compromiso, daremos con la mejor solución para tu caso. 

Servicios de derecho inmobiliario en Gipuzkoa, Alaba y Vizkaya.

Abogado en Donostia-San Sebastián

-Abogado inmobiliario en Gipuzkoa, Alava y Vizkaya

-Abogado inmobiliario en San Sebastian, Bilbao y Vitoria

Haz tu consulta

Consulta todas tus dudas sin ningún tipo de compromiso, daremos con la mejor solución para tu caso. 

Servicios de derecho inmobiliario en Gipuzkoa, Alaba y Vizkaya.

Abogado en Donostia-San Sebastián

-Abogado inmobiliario en Gipuzkoa, Alava y Vizkaya

-Abogado inmobiliario en San Sebastian, Bilbao y Vitoria